Bodegas Licinia

Morata de Tajuña

Gracias al esfuerzo humano de todos los que formamos parte del proyecto Licinia, hemos puesto en marcha una bodega única, donde lo importante es el vino que se crea y madura entre sus muros, con unas instalaciones adecuadas a nuestro exigente sistema de elaboración. Licinia necesita una elaboración precisa y reposo.

 

 

Vendimia

La vendimia se hace a mano y se recoge en cajas de 12 kg como máximo. Durante el proceso de recogida de los racimos se hace la primera selección de uva, descartando aquellos que no superen la calidad esperada. Sólo los mejores frutos pasarán a formar parte de los vinos de Licinia.

Al llegar a la bodega, y previamente a su procesado, la uva se almacena en cámaras de frio durante 48 horas. El objetivo es hacer que baje la temperatura de la vendimia para tratar de optimizar los procesos de elaboración y preservar los aromas.

Pasado este tiempo se procede al encubado de la uva, la cual, antes de entrar en el depósito, se hará pasar por una doble mesa de selección en la que se descartarán a mano aquellos racimos o bayas que no cumplan al 100% nuestros parámetros de calidad.

vino licinia uva

deposito de vino

Elaboracion

El proceso de vinificación se lleva a cabo a temperatura controlada en depósitos de acero inoxidable de pequeño tamaño, a los que solo llegan bayas en estado óptimo, desechando por tanto cualquier parte herbácea que pueda tener efectos negativos en el vino resultante.
Los procesos de remontado se van sucediendo a diario para renovar la fase de liquido que esta en contacto con las pieles y conseguir optimizar la extracción de aromas, color, estructura y otros componentes que están en nuestras uvas.


Crianza

Finalmente, los vinos envejecen en barricas de roble francés de 225 litros en nuestra sala de crianza a temperatura y humedad controladas. El tiempo de estancia en barrica depende de las características de los vinos de cada añada.

barrica de vino